4 perroflautas

 Tengo que confesar que ha sido mi primera manifestación, pero la cogí con ganas. Yo era de esas que hablaba mucho de revolución, tenía muy  claro lo que quería y cómo veía el mundo pero luego se quedaba viéndolo desde el sofá. Era una consciencia más, dormida e incapaz de romper las  cadenas que me ataban al conformismo. Quizás porque nunca me han gustado las siglas ni ir detrás de una pancarta en las que éstas se incluían.  Quizás el apartidismo del 15M y su espontaneidad me hayan cautivado, pero sé de sobra que no sólo ha sido eso.

La mecha que encendió este fuego  fue la decisión de 4 perroflautas, pies negros y antisistema de quedarse acampados lo que hiciera falta hasta conseguir despertarme a mí y a más de  un millón de personas (por ahora). Y lo digo con la boca grande: perroflautas esperanzados, que nunca se han rendido y siempre han confiado en que algún día despertaríamos. Pies negros, malabaristas y artistas callejeros que un día decidieron vivir de lo que les gustaba, arropados por el manto estrellado, sin tener en cuenta la necedad de una mayoría que los miraba por encima del hombro. Antisistema tan lúcidos y preparados (y no precisamente por la Kale Borroka) que han conseguido crear micromundos de paz, armonía, solidaridad, generosidad y democracia con mayúsculas en las plazas de sus ciudades.

Sé que no tod@s los que se quedaron los primeros días son así, ni tod@s son iguales, pero sé que much@s sí. L@s he visto, he hablado, colaborado, reído, experimentado y soñado con ell@s. Para mí estos adjetivos nunca fueron peyorativos pero gracias a su decisión se han convertido en mis héroes.

Al inicio de la manifestación, uno de ell@s nos daba las gracias y nos aplaudía desde  lo alto de un banco a las decenas de miles que allí estábamos. Sin rencor por haber tenido que esperar tanto a nuestra reacción, sin echarnos en cara sus luchas pasadas ni los palos recibidos. Yo grite: ¡¡¡Gracias a ti!!! Y me entraron ganas de correr y abrazarlo. No lo hice. Señal de que aún sigo recién levantada.

Anuncios
  1. La primera, pero no la última… Volveremos a levantarnos como una sola persona y una única voz.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: