Archive for the ‘ Personal ’ Category

15M y las Personas

Ante los hechos acaecidos estas últimas semanas en las cuales han trascendido en los grupos de las Asambleas Locales de Cheste, Chiva y Buñol disputas personales que han alterado tanto la dinámica de grupo en las tres Asambleas, como presumiblemente las relaciones entre las distintas asambleas, paso a exponer mi opinión  personal al respecto esperando impere la cordura entre tod@s y nos centremos en lo que nos une, que es muchísimo más que lo que nos separa.

Quiero que quede claro que no pretendo ni defender ni atacar a nadie ni a ninguna Asamblea Local y pido disculpas de antemano si alguien se siente ofendido o aludido por mis palabras. Si así fuese que me mande un mensaje por Facebook y editaré este post retirando las palabras y/o frases que puedan resultar polémicas.

Lo primero. ¿Qué es el movimiento 15M? Para mí el movimiento 15M es lo siguiente:

  1. 15M es un movimiento ciudadano espontáneo, un movimiento en el que personas con una forma similar de ver la vida nos hemos unido y apoyado unos en otros con el fín de alzar nuestras voces en un grito simulaneo para hacernos escuchar y “obligar” a los políticos, presionados por lobbies y mercados financieros, a que dejen de mangonearnos de una vez.
  2. 15M es un moviento colectivo, está por encima de las personas y la fuerza de 15M reside en la unidad de todas las personas que se sienten identificadas con su filosofía
  3. 15M es un movimiento abierto, un movimiento en el que cualquiera puede expresar y razonar sus opiniones sobre cualquier tema. Tod@s podemos expresar nuestras inquietudes, exponer nuestras quejas/soluciones, incluso rebatir razonadamente y dentro de unas mínimas normas de comportamiento lo que otras personas expongan en los turnos de micrófono abierto de las distintas asambleas.
  4. En 15M se “polemiza”, pero llevar esas “polémicas” más allá del ámbito de las propias asambleas autónomas lo considero un derroche de energías que podrían utilizarse en realizar cosas más constructivas amén de aparentar desunión entre las distintas asambleas y afán de protagonismo por parte de algún integrante de 15M en la comarca.
  5. Llevar disputas personales a los grupos o páginas de Facebook u otras redes sociales unilateralmente, sin consultar a la asamblea, da a entender que hay personas que ponen sus intereses particulares por encima de los integrantes de 15M y que pretenden reclamar un “protagonismo” por encima de las decisiones asamblearias. Las disputas personales deberían solucionarse dentro del ámbito personal, y si son muy graves deberían llevarse a las respectivas asambleas.

Como persona que me siento totalmente identificada con 15M y todo lo que representa me parecen absurdas las disputas personales que han habido entre componentes de la Asamblea de Buñol y la de Chiva y de la Asamblea de Cheste y la de Chiva, y mucho mas absurdo me parece que estas disputas hayan trascendido a los distintos grupos de Facebook. Soy de Cheste, pero cuando estoy en una asamblea o por ejemplo el 19J en la manifestación dejé de sentirme chestano, el domingo éramos PERSONAS, personas que nos apoyamos unas a otras, que compartíamos agua y comida, con un pensamiento común. Yo el domingo no era un alma solitaria, el domingo era parte del pensamiento de casi un millón de almas que nos unimos en algo mucho más grande y mucho más importante que simples discrepancias puntuales y personales que han minado el buen rollo existente entre las asambleas de nuestra comarca (e incluso dentro de alguna asamblea).

Desde estas líneas no pretendo acusar a nadie de nada, he pretendido exponer lo que significa para mí 15M, exponer unos hechos que a mi parecer han alterado las relaciones entre las asambleas y he pretendido apelar al SENTIDO COMÚN que nos caracteriza para que reflexioneis sobre la conveniencia de hacer públicas disputas personales.

También pretendo animaros, somos más, tenemos razón y sabemos movilizarnos, el cambio está más cerca.

¡QUE NO DECAIGA EL ÁNIMO¡

Xavier Viana Ríos.

4 perroflautas

 Tengo que confesar que ha sido mi primera manifestación, pero la cogí con ganas. Yo era de esas que hablaba mucho de revolución, tenía muy  claro lo que quería y cómo veía el mundo pero luego se quedaba viéndolo desde el sofá. Era una consciencia más, dormida e incapaz de romper las  cadenas que me ataban al conformismo. Quizás porque nunca me han gustado las siglas ni ir detrás de una pancarta en las que éstas se incluían.  Quizás el apartidismo del 15M y su espontaneidad me hayan cautivado, pero sé de sobra que no sólo ha sido eso.

La mecha que encendió este fuego  fue la decisión de 4 perroflautas, pies negros y antisistema de quedarse acampados lo que hiciera falta hasta conseguir despertarme a mí y a más de  un millón de personas (por ahora). Y lo digo con la boca grande: perroflautas esperanzados, que nunca se han rendido y siempre han confiado en que algún día despertaríamos. Pies negros, malabaristas y artistas callejeros que un día decidieron vivir de lo que les gustaba, arropados por el manto estrellado, sin tener en cuenta la necedad de una mayoría que los miraba por encima del hombro. Antisistema tan lúcidos y preparados (y no precisamente por la Kale Borroka) que han conseguido crear micromundos de paz, armonía, solidaridad, generosidad y democracia con mayúsculas en las plazas de sus ciudades.

Sé que no tod@s los que se quedaron los primeros días son así, ni tod@s son iguales, pero sé que much@s sí. L@s he visto, he hablado, colaborado, reído, experimentado y soñado con ell@s. Para mí estos adjetivos nunca fueron peyorativos pero gracias a su decisión se han convertido en mis héroes.

Al inicio de la manifestación, uno de ell@s nos daba las gracias y nos aplaudía desde  lo alto de un banco a las decenas de miles que allí estábamos. Sin rencor por haber tenido que esperar tanto a nuestra reacción, sin echarnos en cara sus luchas pasadas ni los palos recibidos. Yo grite: ¡¡¡Gracias a ti!!! Y me entraron ganas de correr y abrazarlo. No lo hice. Señal de que aún sigo recién levantada.

Uno más

Ayer era el gran día, 19J, más de 80.000 almas en las calles de Valencia alzando sus voces en contra de la injusticia, del terrorismo financiero al que nos tienen sometidos los mercados con el beneplácito de los políticos del mundo.

Allí estaba yo, arropado por toda esa gente, dejé de ser uno para pasar a ser parte de algo que está muy por encima de mí. Me sentí parte del universo, dejé de ser Chestano y me convertí en HUMANO. Dejé de ser uno para transformarme en un TODO unido al resto de personas del mundo que se sienten como yo, INDIGNADOS.

No éramos chestanos, ni valencianos, ni había madrileños o catalanes, ni vascos ni gallegos, siquiera franceses o griegos, o argentinos…

Éramos PERSONAS, personas cansadas de que comercien con nuestras vidas, personas que han dicho BASTA, mas allá de ser de tal o cual pueblo, tal o cual ciudad, tal o cual país, ayer demostramos que TODOS SOMOS CIUDADANOS DEL MUNDO y no estamos sólos, nos apoyamos unos a otros.

Ayer dimos una lección a todos aquellos que predenden hipotecarnos por generaciones, les hicimos saber que no lo vamos a consentir. Demostramos nuestra unidad y la fuerza de nuestro pensamiento, más allá del lugar del que procedamos.

Ayer yo era uno más y mañana volveré a ser uno más, un CIUDADANO DEL MUNDO.

A %d blogueros les gusta esto: